jueves, 10 de mayo de 2012

Los rabúos de mi ventana.

La morera de La Chirina está cuajada de moras, pero al igual que en años anteriores ni las podremos probar. De ello se encargan los rabúos, que cada mañana se acercan a mi ventana a desayunar las moras aún verdes. Yo creo que ya me conocen, igual que yo a ellos, si no, este rabúo no hubiera mostrado su mejor perfil para salir así de guapo en la fotografía. ¡Saludos!

Un rabúo saboreando las moras de La Chirina.

2 comentarios:

  1. HOla Rocío Muchas gracias por tu visita y comentario. Me gusta mucho tu blog, lo estoy ojeando y la verdad que tienes unas fotos preciosas. Ya veo que te gusta la naturaleza, igual que a mi. Eso de vivir en el campo.... no tiene precio.
    Que tengas un feliz día y seguimos en contacto.
    Un beso fuerte!
    Andrea

    ResponderEliminar
  2. Andrea, vivir en el campo es precioso, como bien dices, pero en las fotografías solo muestro las ventajas, la parte bucólica, que luego, como todo en la vida, tiene sus inconvenientes, que compensan, pero que existen. Por supuesto que seguiremos en contacto, merece la pena, gracias por tu comentario. ¡Un beso!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...