miércoles, 30 de mayo de 2012

Mercería Zig-zag

"Han abierto una mercería nueva, y por lo que he visto creo que va a ser tu mercería". Eso es lo que me dijo mi marido el otro día, ¡y acertó! He ido a verla y ¡me ha encantado! Y es que para mí reune todas las condiciones necesarias: tiene los productos básicos que debe tener una mercería y aquellos otros que no encuentro por ningún sitio, si buscas algo muy concreto y especial no hay problema en pedírtelo, está en un lugar muy cómodo para llegar con el coche que aparco en la misma puerta, vende preciosos artículos hechos a mano, y el negocio lo atiende la encantadora Susana. ¿Qué más se puede pedir? ¡Pues que venda mis cositas! Pero eso ya está resuelto. Desde hoy, además de comprar todos mis artículos en este blog, puedes hacerlo en la "Mercería Zig-Zag" de Lepe. La próxima vez que vayas por la Avenida Diputación, camino de la playa de La Antilla, haz una parada en el número 18 y te alegrarás. ¡Os dejo unas fotos, que yo espero que vosotros dejéis vuestros comentarios!

Cuando vayas en el coche por Lepe para ir a la playa de La Antilla, fíjate en este cartel en la acera de la derecha...

...para un momento, no tendrás problema en aparcar... 

...tómate tu tiempo para conocer la tienda...

...y descubrir todo lo que allí hay...

...¡no te arrepentirás!


lunes, 28 de mayo de 2012

Una megabolsa.

"Necesito una bolsa grande, muy grande, para guardar los retales de tela que voy comprando para hacer manualidades con mi hija". Eso es lo que me dijeron y eso es lo que he hecho. He escogido telas alegres y resistentes, he adaptado las medidas que me pasó la clienta y he adornado la bolsa con un molinillo de patchwork. Ya que el destino de la bolsa era guardar retales, pensé que nada mejor que un adorno hecho con retales para completar la bolsa. La megabolsa mide 45 x 60 y tiene una profundidad de 10 cm. Cierra con cremallera y va totalmente forrada. Puesto que la bolsa es muy larga, le he puesto dos asas pequeñas, lo suficiente para poder transportarla con comodidad. Escríbeme a unasgotasderocio@gmail.com si quieres una megabolsa para guardar tus retales o para lo que quieras, le puedes dar mil aplicaciones. ¡Te espero!

Precio: 15 euros.

Una megabolsa muy alegre para guardar lo que quieras.

Molinillo de patchwork para adornar la megabolsa.

Detalle del molinillo hecho con retales de diferentes telas.

Megabolsa en tonos azules, tan azules como Varekai, el periquito de La Chirina.

Interior de la megabolsa forrado en listas azules y cierre con cremallera.

domingo, 27 de mayo de 2012

"Jamás bebo alcohol"

Eso dice Tintín en más de una ocasión, pero la cuestión no es así exactamente, ¡y lo voy a demostrar!

Desde que comencé con la sección "Gotas de Tintín", todavía no había dedicado una entrada al propio Tintín, pero es que a veces los secundarios tiene más fuerza y riqueza que el protagonista. El seguimiento que hice de las borracheras de Milú ha tenido mucho éxito de visitas y de búsquedas en google, así que he pensado que sería interesante analizar el mismo tema, pero desde el punto de vista de Tintín. Y os aseguro que el análisis no tiene desperdicio. ¡Comenzamos!

En la página 33 de "El cangrejo de las pinzas de oro" Tintín afirma sin rubor que él jamás bebe alcohol.

En la primera página de "Tintín y los pícaros" vuelve a afirmarlo. Pero la realidad no es así exactamente, vamos a comprobarlo.

"La oreja rota" (página 21) y vemos a Tintín bebiendo un aguardiente muy fuerte.


El aguardiente era tan fuerte como la borrachera que cogió inmediatemente (página 21 de "La oreja rota")

Aquí vemos a Tintín con una buena jarra de cerveza, aunque bien es verdad que no se la vemos beber (página 33 de "La isla negra")

De nuevo Tintín con una cerveza en la mano (página 2 de "El cangrejo de las pinzas de oro").

Un aperitivo con "champaña" es lo que Tintín está dispuesto a beber (página 13 de "El cangrejo de las pinzas de oro")

Una nueva borrachera de Tintín, aunque no por beber, sino por los vapores del vino (página 55 de "El cangrejo de las pinzas de oro"), para no beber jamás alcohol no está nada mal.

Por fin sí que se demuestra que él jamás bebe alcohol, pues rechaza whisky y pide agua mineral, ¿y por qué no hace siempre lo mismo? (página 30 de "La estrella misteriosa").


Tintín pide un dedito de whisky, yo creo que eso es alcohol (página 37 de "La estrella misteriosa")

A Tintín le han robado y entre sus pertenencias desordenadas hay una botella, ¿será agua mineral? (página 9 de "El secreto del Unicornio")

Haddock y Tornasol beben un vasito de ron, Tintín en este caso sí responde según su máxima (página 44 de "El tesoro de Rackham el Rojo").


Tintín sostiene un vaso de aguardiente y advierte al capitán que es fortísimo, todavía se acuerda de su borrachera en "La oreja rota" (página 13 de "Las 7 bolas de cristal").

En "El templo del sol" (página 1) a Tintín le ofrecen un vaso de pisco, un excelente licor del país, ni lo rechaza ni se lo bebe.

Oliveira da Figueira ofrece un vaso de vino rosado de Portugal, Tintín no lo bebe (página 41 de "Tintín en el país del oro negro"). ¡Qué lástima, tiene pinta de ser un Mateus, con lo bueno que está!

Sobre la mesa hay un vaso de Oporto, tampoco se lo vemos beber (página 9 de "Objetivo: la luna").

Tintín estaba dispuesto a beber un whisky, pero un trueno se lo impide, ¡lástima, siempre ocurre algo! (página 3 de "El asunto Tornasol").


En la página 49 de "El asunto Tornasol" Tintín pide champaña para emborrachar a los dos espías, no le vemos beber.

Tintín frena al capitán y pide dos vasos de agua mineral (página 3 de "Stock de Coque")

Tintín tenía reservada una botella de ron para los casos de emergencia (página 22 de "Stock de Coque").

En la página 38 de "Tintín en el Tíbet" estaba dispuesto a tomar un traguito de coñac para entrar en calor, pero Haddock se le adelanta y se la bebe entera.

Comienza "Vuelo 714 para Sidney" y a Tintín le parece una buena idea tomar un traguito, ¿será de agua mineral?


En "Tintín y los pícaros" (página 2) prueba el whisky del que desconfía el capitán y él opina que es whisky, si lo sabe por algo será.

De nuevo bebiendo whisky, aunque por compromiso, en "Tintín y los pícaros" (página 34).

Como veis, a Tintín no le gusta demasiado el alcohol, pero no tanto como para afirmar sin pudor que él jamás bebe alcohol. ¡Demostrado queda!


lunes, 21 de mayo de 2012

Un nuevo reto superado

¡Por fin estoy aquí de nuevo! Y es que la última semana ha estado repleta de impedimentos para poder dejar mi diaria publicación acostumbrada, algunos ya se han solucionado, pero los relativos a mi conexión a internet persisten. Espero que, aunque con dificultad, pueda seguir el ritmo del blog hasta que Vodafone corrija la cobertura de mi módem. Yo os he echado mucho de menos, espero que vosotros a mí también.

Y para volver escojo un encargo que tenía pendiente desde hacía tiempo y que al fin he terminado. Ha sido un trabajo difícil y a la vez muy bonito. Con los resultados estoy satisfecha, pues ha quedado como me pidieron que fuera.

Los requisitos fueron muy concretos. Un portafolios resistente para llevar al trabajo, donde cupieran muchos papeles y que no se arrugaran, que se pudiera llevar tipo carpeta, que incluyera bolsillo para móvil y bolígrafo, que su colorido fuera alegre, que no se ensuciara mucho y finalmente: que destacase su diseño, que desde lejos se supiera de quién es el portafolios.

¡Un nuevo reto entre mis manos!

Lo primero fue, aparte de romperme la cabeza, buscar la tela adeacuada. Pensé que lo mejor sería usar dos lonetas combinadas, que son resistentes y fácilmente lavables. Antes de decidir el color de las lonetas, la clienta escogió una de las telas estampadas disponibles. Luego, siguiendo sus preferencias de coloridos malvas y verdes, escogí en la tienda las dos lonetas que mejor combinaban con el estampado.

Con las medidas adecuadas hice varios patrones hasta que seleccioné el que permitía una rigidez adecuada para guardar muchos papeles y a la vez se pudiera lavar y planchar cuando haga falta.

Y después de tantas explicaciones os dejo las fotografías del portafolios, ya sabéis que si quieres uno me puedes escribir a unasgotasderocio@gamil.com y me cuentas qué colores te gustan.

Precio: 50 euros. Medidas aproximadas del portafolios cerrado: 36 x 25 cm.
Portafolios en malva y verde con aplicaciones de tela estampada.

Un portafolios muy coqueto, una gota de color en el trabajo. 

A Patuca también le gusta el portafolios. 

La parte trasera del portafolios es igual de bonita.

El portafolios tiene un fuelle amplio para poder guardar muchos papeles.

Un botón forrado con la misma tela estampada y un elástico sirven de cierre.

Aquí también podéis ver el fuelle y parte del interior totalmente forrado.

El interior cuenta con un separador, un bolsillo para el móvil y un apartado para el bolígrafo.

La cremallera en la parte baja permite extraer con facilidad el interior que da firmeza al portafolios para poder lavarlo.

Detalles muy cuidados que dan un toque muy personal al portafolios.


miércoles, 16 de mayo de 2012

Algunas telas más

He ampliado el catálogo de telas con algunas más. Aquí las tenéis. Ya sabéis que todos los artículos los puedo hacer en la tela que más os guste.

Tela 24. Listas crudas y azules.

Tela 25. Turquesa con listas blancas.

Tela 26. Angelotes.
(por más que repito esta foto, no sale bien, la tela es verde grisácea con dibujos en blancos, cuando haga un artículo con esta tela seguro que se ve mejor)

Tela 27. Fresitas rojas y hojas azules.

Tela 28. Acolchado azul marino.

Tela 29. Vaquera azul oscuro.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...