martes, 25 de febrero de 2014

Recordando la vainica.

En el taller que imparto de "Iniciación al Bordado y Costura Creativa" en la Mercería Zig Zag una alumna quería aprender a hacer vainica, así que me puse a recordar cómo se hacía. Y he descubierto dos cosas: que la costura es como montar en bicicleta, nunca se olvida, solo hace falta entrenar un poco. Y dos, la vista ya no la tengo como cuando de niña aprendí a hacer vainica, simplemente sacar hilos ha sido toda una hazaña. ¡Menos mal que el pañito que he preparado como muestra es pequeñito!
El vasito lo compre el otro día en Beja (Portugal) en una asociación de 42 artesanos de la zona.


4 comentarios:

  1. Que tiempos!! Llevo tiempo con ganas de practicar la vainica que tambien hace " unos ratillos" que no hago, espero que sea como tú dices y no se me haya
    olvidado. Muy bonito el pañito. Bss

    ResponderEliminar
  2. Si es que sabes de todo. No sabia que hay varios tipos de vainica, aprendo a diario contigo. Besitos canarios.

    ResponderEliminar
  3. Hola,vengo del blog de MªJosé no te conocía,así que me he pasado por tu casita,me gusta mucho lo que haces,aunque no he visto mucho,con tiempo iré viendo...preciosa la vainica!
    Bss de tu nueva seguidora.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta hacer vainica, y las tuyas son, simplemente, perfectas.
    Besitos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...