miércoles, 17 de enero de 2018

Estuches con bolsillos movibles.

En otras ocasiones que he hecho este tipo de estuches para llevar los útiles del colegio no se me había ocurrido complementarlo con algunos accesorios más. Pero de una conversación surgió la idea de preparar una especie de bolsillos movibles para guardar pequeños objetos. Y la verdad es que ha quedado muy bien. 


Como veis son un par de estuches, uno con tela estampada y otro con lunares en distintos tonos, para una niña muy rociera. 



Este estuchito para pequeños objetos es con cierre clic. Y a continuación os muestro otro con cremallera. 



Como siempre, me gusta ser cuidadosa en los detalles. 



El conjunto rociero también ha quedado la mar de coqueto y muy, muy alegre. 



Turquesa y verde son los principales colores y un toque de rojo aporta contraste. 




Ideas que surgen de pronto y que te alegras de que así sea. 

Muchas gracias por vuestra compañía. 

miércoles, 10 de enero de 2018

Costura y regalos.

Muy probablemente alguna de vosotras ha recibido estos días también, uno de mis regalos. Pero seguro que otro de ellos no lo ha recibido nadie exactamente igual, es el privilegio de la artesanía. Me los dio mi hermana diciéndome: "tengo para ti dos regalos, uno comprado y otro hecho". Os enseño ambos. 


El libro es una precioso retrato de mujeres que cosen, hilan y tejen. El autor repasa la historia de la pintura con obras específicamente escogidas cuya temática se centra o incluye algún detalle relacionado con la costura y los hilos en general. 


Si bien en la selección echo en falta alguna obra de Berthe Morisot, que hubiera encajado tan bien, no debemos verlo como un libro de arte en su faceta pictórica, sino como un recorrido histórico por el arte del hilado y el tejido. 


Sus textos enriquecen cada obra, con un punto de vista distante del trazo o la pincelada y centrado en su temática. Lo cual es una delicia para quienes amamos el dedal y la aguja. 


Cuadros costumbristas que reflejan escenas cotidianas con personajes rodeados de útiles que bien podrían estar por sí mismos en un museo. 


Ha sido un precioso regalo que seguramente alguna ha recibido o ya tenía en sus manos desde hace tiempo. 


Mi admirado Carl Larsson sí está incluido con uno de sus 
preciosos cuadros de su encantadora casa. 

Y el otro regalo con el que me sorprendió mi hermana es una mantita en tonos invernales que combina muy bien con modo de vestir, cuando la uso como bufanda, o con mi casa, cuando hace de mantita de sofá. 


Y en respuesta, a mi hermana yo le tenía preparada una mochila vaquera adornada con un toque hippy chic como a ella le gusta. Muy ponible en cualquier época del año. 



Muchísimas gracias por vuestra compañía y hasta pronto. 

miércoles, 3 de enero de 2018

Cesta crazy.

Aprovechando retatilos de tela que me dio mi prima de sus trabajos, le he hecho una cesta para que la luzca en su nuevo taller. Si quieres ver el cartel que le hice para su horario comercial, pincha aquí

He aplicado la técnica de crazy patchwork y cada lado de la cesta ha quedado diferente. 


Para el interior he optado por la sobriedad del negro. 


La guata del interior le aporta resistencia y algo de cuerpo. 


Y aunque la he hecho sin ningún fin específico, los rollos de cintas al bies quedan perfectos, así que muy bien podría ser ese su cometido. 


Muchas gracias por vuestra compañía y disfrutad de la noche de Reyes. 

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Feliz Año Nuevo.

Me gusta hacer un arbolito cada Navidad, este año no he combinado varias telas, ni he optado por telas barrocas con hilos dorados. En esta ocasión he elegido la sencillez de esta preciosa tela blanca con mensajes de Navidad en rojo y distintos idiomas. En cada punta he cosido botones blancos con forma de copos de nieve cristalizados. ¡¡Y con este árbol os deseo un feliz año 2018!!


miércoles, 20 de diciembre de 2017

Feliz Navidad.

A quienes lleguen hasta mis gotas estos días les deseo una muy feliz Navidad. Acompaño mi felicitación con un adorno que he preparado para unas amigas: un simpático Papá Noel a punto de cruz. 


Por la parte de atrás opté por una tela navideña muy sencilla en blancos y rojos. 


Muchas gracias por vuestra compañía. 

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Horario Comercial.

Ahora que mi prima se muda para instalar su taller de costura en nuevo domicilio, me pidió un cartel informativo de su horario comercial que fuera acorde con el regalito que le preparé hace un año (lo puedes ver aquí)


Os pongo también el del año pasado, para que veáis lo bien coordinados que van ambos. 


Puesto que el horario de verano cambia respecto al de invierno he preparado un bolsillo transparente donde colocar una cartulina donde se puedan reflejar todas las modificaciones de horario oportunas. Y el bolsillo lo he ribeteado con la misma tela de las letras. 


Luego algún detallito por aquí y por allá. 



La misma tela en la trasera que el año pasado, y listo: a inaugurar local. 


Muchas gracias por vuestra compañía. 

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Cocina y patchwork.

Un par de alcayatas quedaron descubiertas en la pared de mi cocina. Servían para colgar un mueblecito donde guardar utensilios de mis perros y mis gatos. Cuando el mueble nos dijo adiós, decidí ingeniar algo para tapar las alcayatas. Y por supuesto las telas fueron las protagonistas. 

Un plato Dresden en tonos verdes y amarillos, los tonos de mi cocina. 
Esta otra alcayata me la curré menos, pero el estampado me lo permitía. 
Un poco después me apeteció sustituir la persiana de caña de la ventana por unas cortinas de tela. Y con todo ello ha quedado un conjunto muy de mis gotas. Me quedaba muy poca de la tela que usé para las cortinas que sustituyen a las puertas de mis muebles de cocina, así que las preparé con loneta color beige combinada con retales de la tela que os comento más algunas otras en tonos semejantes. 

Estas son las cortinas de mis muebles de cocina, pero me quedaba muy poca cantidad.

Así que lo solucioné de este modo.

Es una ventana muy grande sobre el fregadero. 

Preparé un log cabin para darle un poco de alegría a las cortinas. 
Ha sido difícil fotografiar las cortinas por el continuo e intenso contraluz, pero creo que os hacéis una idea. 

Muchas gracias por vuestra compañía. 


miércoles, 29 de noviembre de 2017

Bolso "Cose y Charla".

Ninguna somos del lugar donde vivimos, algunas nos llevamos 10 años de edad, no coincidimos en profesión o formación, tampoco compartimos horario en nuestras rutinas diarias, pero siempre buscamos un hueco para coser y charlar. Porque nos une la pasión por la costura, por comprar telas o unir retales de otras en desuso para así darles nueva vida, aprender técnicas nuevas y perfeccionar las que juntas investigamos. Y nos cohesiona la conversación, la escucha y el poder liberador de la palabra hablada. 

Somos cuatro amigas que en enero de este año decidimos hacernos un bolso para transportar las herramientas de costura cada vez que nos reunimos para coser y charlar. Cada una va a su ritmo, dos lo hemos terminado, otra va a medias y la última ni lo ha empezado. Porque no nos gustan las prisas ni los imperativos, nos gusta disfrutar con las telas y no los agobios. 

Pero aun así, reconozco que he terminado cansaita del bolso. Quedaría divinamente si os dijera que he disfrutado con cada puntada, pero en esta ocasión mentiría. Comencé ilusionada, avancé sin prisas y lo terminé aburrida, pero lo terminé. 

Me he arriesgado en la ejecución, buscando detalles con los que modificar mis costumbres y todo os lo explico en las fotos.


Usando retales de otros trabajos, corté cuadrados de 10 x 10 y los uní con la técnica Rag Quilt. He escogido tonos marrones, rojos, verdes y beige. Me apetecía un bolso rústico.


Ambas caras son semejantes. Pero el lateral (y la base) lleva tela de saco bordada con punto de cruz.


Usar este tejido ha sido el primer riesgo que asumí. Aunque perdiera el apresto original y se arrugara, preferí mojar la tela de saco previamente y secarla al sol. Es una tela que encoge mucho y así evitaba futuros problemas en los lavados. Un riesgo añadido era que con la secadora sufriera demasiado y se rasgara por algún lado. Como de hecho ocurrió, pero fue poca cosa y con unas puntaditas quedó solucionado.

Sol directo para secar totalmente la tela de saco.
Una vez terminado el bordadito, le aportó un toque diferente que me gusta.



Otro detalle con el que también he arriesgado es el de la realización del Rag Quilt. He prescindido de la cruz que acolcha cada cuadrado. En sustitución cosí un pequeño botoncito en el centro de cada cuadrado y además la guata la corté de 9 x 9 cm. para que la costura de unión la pillara un poquito. Hace un par de años hice una colcha con esta técnica y fui más obediente: acolché con un aspa cada cuadrado y la guata la corté 2 cm. menos que la tela para que no la pillara la costura. La puedes ver pinchando aquí.

Cortando la guata 1 cm. menos que la tela, las costuras quedan así.
Estos botoncitos pequeños son perfectos para el acabado que le quería dar al bolso.

En cuanto a los adornos que tanto nos gustan y enriquecen cada trabajo, he incluido un precioso botón de madera, un tirador para la cremallera, así como un cuadrado bordado sobre lino con el nombre del bolso y la gota de mi firma.




El interior del bolso lleva grandes bolsillos clasificados en compartimentos para poder guardar objetos de distintos tamaños. Elegí la tela de saco adornada con una cinta métrica y una tela de cuadros que le compré a Lucía (L'atelier de Lucía).



Con los bolsillos en uso, el espacio libre que queda es muy amplio y caben muchas cosas más.


Si os fijáis, las costuras van ribeteadas en su interior con un bies marrón chocolate. Normalmente los bolsos realizados con esta técnica, aprovechan el efecto deshilachado para esta costura también, pero a mí me apetecía hacerlo diferente. Además, esa costura lleva también el margen de los bolsillos con su respectiva entretela, así como la tela de saco que se desgraciaría con ese deshilachado.

Aunque hace meses que lo acabé, aún no he estrenado el bolso, de momento espera en el perchero de mi cuarto de costura. Ya se me ha pasado el mal rato que pasé para unir tantas capas de telas y una vez superadas las dificultades del parto, estoy encantada con mi bolso "Cose y Charla".


Muchas gracias por vuestra compañía. 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...