lunes, 24 de septiembre de 2012

Una historia detrás de cada fotografía.

Una amiga me pidió que le hiciera un par de bolsitas para guardar las compresas. Así que se las hice con las telas que ella eligió y el sábado pasado se las mandé. Cuando me di cuenta ya era tarde para solucionarlo, y es que se me había olvidado hacerles las consecuentes fotografías. Así que le pedí que ella misma hiciera alguna para tener el recuerdo. Hoy me ha mandado las fotografías que ella y otra amiga común han estado haciendo a las bolsitas en la oficina donde ambas trabajan. ¡Les han quedado estupendas! Me explica mi amiga que han intentado hacer las fotos de la manera más artística posible que permite un departamento lleno de papeles. Y como no podía ser menos, han conseguido unas fotos muy, pero que muy simpáticas. ¡Pero qué buena clientela tengo, me devuelven con creces todo lo que yo me esfuerzo en darles!

Aún no había hecho ninguna bolsita con esta tela tan flamenca, tanto como el archivador.

Una maceta perfecta para una oficina, contraste perfecto de color para la bolsita.

Aunque con esta tela ya he hecho unas cuantas bolsitas, siempre intento darle un toque difetente a cada una de ellas. En esta ocasión he usado un forro diferente y un botón forrado para el cierre, con el mismo color del lápiz,... ¡pero qué amigas tan detallistas!

Y he dejado para el final mi fotografía favorita, ¡me encantan las cebras que asoman detrás de la bolsita!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...