miércoles, 30 de abril de 2014

La clienta: yo misma.

Este conjunto de bolsito, monedero y broche lo estrené el otro día. Esta vez he sido yo misma la clienta y no he sido muy exigente, de hecho me he relajado y lo he cosido un poco peor que si fuera para una de vosotras. ¿No os pasa eso nunca? Y no debería ser así, porque después no me doy buena publicidad. A ver si para la próxima me convierto en una clienta exigente y estoy a la altura. 

Os deseo a todas que paséis un puente estupendo.

Me quería hacer un broche  más etéreo, una flor abierta.  Lo comencé, pero desistí porque me di cuenta que esos broches quedan mejor con una tela que no tenga derecho y revés. Así que al final me hice la socorrida flor yo-yo.
Los colores suaves también están presentes en los forros.
Esta tela me pareció preciosa y de fácil combinación.
¿De qué serán esas pequeñas manchitas? Seguro que más de una ya lo habéis adivinado. Pues sí, de sangre. Menudo pinchazo me di, y como me relajé, pues eso, que no esperé lo suficiente para continuar.

4 comentarios:

  1. Hola Rocío, soy nueva en tú blog. Y me encanta, Es monísimo tanto el bolso como el monedero!!! la tela muy acertada, colores muy bonitos muy suaves. Agrego tú blog al mío para seguirte.
    Besitos
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Que bonito y delicado conjunto!!! te quedó Rocío, que rabia debe haberte dado las manchitas de sangre, por lo demás, lo veo impecable. Feliz puente.

    ResponderEliminar
  3. Precioso conjunto! De vez en cuando tenemos que hacernos cosas para nosotras sino mal vamos y es verdad que si sabemos que es para nosotras ya no nos miramos tanto los acabados, al menos a mi también me pasa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo creo " que la clienta" debe estar muy contenta con el resultado, y las telas me encantan. Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...