jueves, 30 de abril de 2015

Conjunto de playa.

Es muy curioso que yo todavía no hubiera hecho una toalla y es que ya sabéis que entre este mundillo es muy frecuente hacer toallas para recién nacidos, la playa o el deporte. 

Pero el maleficio se ha roto. Ha sido Conchi quien me ha encargado mi primera toalla. La quería para la playa, con una bolsa donde guardarla y algún complemento más para completar su regalo. 

Por fotos me comentaba que le gustaba el aire marinero, por sus palabras me concretaba que la quería de estilo ñoño. Así que yo ¡¡encantada!! Eligió tela, color de toalla y de complementos. Y aquí está el primer conjunto de playa que hago.


He preparado una toalla de baño (100 x 150 cm / 100% algodón) de color turquesa con el nombre del niño aplicado en tela y ondulina roja de adorno.




Para la mochila he usado la correspondiente toalla de lavabo, que me parecía algo original. La verdad es que no he buscado información por internet, pero seguro que mucha gente lo hace. 

He hecho la mochila de buen tamaño, pues pensé que si la hacía muy justa quedaría incómoda. En casa, con tranquilidad y sobre una mesa se guardaría bien la toalla en una mochila del tamaño justo, pero creo que en la playa, con el calor, la arena, el niño que se queja porque tiene hambre... pues que no es tan fácil. Además, al final metemos en la mochila no solo la toalla, sino las cremas, la revista que leemos, las gafas de sol, la gorra del padre, el paquete de patatas que no se terminó el niño, el monedero y el juguete que se ha quedado fuera en el último momento. Así que me dije: vamos a hacerle una buena mochila que sirva para todo. 


El cierre es con cuerdas, a modo de taleguilla. Las asas las he preparado anchas y regulables, que no se claven en el hombro y se puedan poner en el largo más cómodo. 


Para el interior un forro de cuadraditos vichy y un bolsillo para el móvil (o lo que se quiera).


Y por fuera otro gran bolsillo con el nombre del pequeño.


Y terminando el conjunto, un neceser con la inicial de Miguel.


Y forrado igual que la mochila.


Ea, que ya hice mi primer conjunto de playa, ¿quieres ser tú quien me encargue el segundo?


Y antes de despedirme quiero dar las gracias por el estupendo recibimiento que ha tenido el tutorial que hice el pasado lunes, os aseguro que no será el último. 

¡Hasta muy pronto, sed felices estos días festivos!

lunes, 27 de abril de 2015

Mi primer tutorial.

En estos tres años desde que comencé con mis gotas todavía no he preparado ningún tutorial, pero creo que es el momento de dar las gracias a todas aquellas que dedicáis parte de vuestro tiempo y experiencia preparando tutoriales, con mi primer paso a paso.

Mi primer Gota a Gota (Tutoriales) lo voy a dedicar a las boquillas, pues en más de una ocasión me habéis preguntado sobre el tema. 

Muchas hacemos bolsos, monederos, fundas de gafas, de abanicos y mil cosas más con las boquillas. Cada una lo hace a su manera, de todas se aprende y siempre hay algo por mejorar. Lo único que pretendo es explicar cómo lo hago yo. A qué conclusiones he llegado después de hacer bastantes de estos bolsitos y con qué técnica de todas las que he probado me quedo. 

¿Os apetece hacer hoy conmigo un bolsito como este? Pues vamos allá.


Antes de que se me olvide os quiero comentar que aunque esta boquilla sea cuadrada, la misma técnica se practica cuando la boquilla es redondita.

Los materiales que vamos a necesitar son:
-boquilla;
-dos telas que coordinen (tela exterior y forro);
-guata de algodón;
-ondulina;
-puntilla;
-pegamento textil;
-pegamento temporal en spray;
-cinta métrica;
-hilo de acolchar;
-mechero.


¡Comenzamos! Tomamos las medidas de la boquilla. Lo haremos con precisión y meticulosidad, pues es básico para que nos salga bien nuestro bolsito.


A continuación calcularemos las medidas con las que debemos cortar las telas (exterior y forro).


Cortamos con estas medidas las telas.


Cortamos también una pieza de guata un poquito más grande, con el pegamento temporal en spray pegamos la guata a la tela exterior y recortamos la guata sobrante.


Ahora vamos a adornar un poco nuestro bolso, yo le voy a poner una puntilla.


Llegó el momento de montar el bolso, doblamos por la mitad la tela exterior con su guata, le ponemos unos alfileres y pasamos la máquina al borde, dejando el ancho de la patilla como margen. Doblamos también el forro, pero a una de las costuras le dejamos un trozo sin coser, unos 8 cm. aproximadamente.


Ya que tenemos preparadas la tela exterior y el forro, los vamos a unir con una costura del siguiente modo.


Tenemos unidos el forro y la tela exterior por una costura, pues bien los vamos a separar tal como os muestro en la siguiente fotografía.


Con las telas así dispuestas vamos a hacer el fondo del bolso. Primero lo vamos a hacer en la tela exterior. Me doy cuenta que me falta una foto donde explicar cómo colocar la tela para el fondo, pero creo que todas estamos muy acostumbradas a este paso, pero si hay alguna novata por ahí con dudas, que no dude en preguntarme.


Ahora mismo tenemos el fondo preparado en la tela exterior, así que toca hacerlo en el forro también, pero lo vamos a hacer de tal manera que queden unidas ambas partes. Lo cual agradeceremos cuando usemos el bolsito, pues el forro no tendrá vida propia.


Esto lo haremos en ambos lados del bolso. Primero juntamos dos picos, cosemos, sobrehilamos, y luego repetimos con los otros dos picos.

Ahora mismo nuestro bolso tiene esta extraña forma, pero no os preocupéis que en muy poquito haremos magia.


Y para hacer magia hay que darle la vuelta al bolso por la abertura que dejamos en el forro.


El siguiente paso es cerrar la abertura del forro.


Lo ponemos del derecho de nuevo y le hacemos una costura de embellecimiento por la parte de arriba, para que quede aplastadito y nos cueste menos poner la boquilla.


Quitamos los alfileres que nos ayudaron a fijar las telas para hacer la costura y ¡al fin vemos nuestro bolsito casi terminado!

Como veis es una cesta reversible que muchas hacemos, peeeero con las medidas adecuadas para encajarla a la perfección en la boquilla

Al principio yo hacía los bolsitos con boquilla a partir de un patrón con la misma forma de la boquilla, pero de esa manera los bolsitos tenían muy poca capacidad. Aunque le pongamos pinzas en el fondo, si por arriba no hay suficiente abertura, apenas podemos guardar cosas en el interior. Busqué por internet y apenas encontré nada. hasta que me di cuenta de esta sencilla solución. 


A continuación tenemos que colocar la boquilla


Yo comienzo por el centro y voy hacia los extremos. Primero doy una vuelta con el hilo sencillo y luego doy una vuelta más con el hilo doble. Para esta segunda vuelta ya no es necesario empezar por el centro porque la boquilla ya está bien fijada en su sitio. Es importante reforzar las puntadas de los extremos, que son las que más sufren con el uso continuo. 


Como veis, el tornillo debe quedar a la misma altura de la costura, no debe ni sobrar ni faltar tela, por eso es muy importante tomar bien las medidas de la boquilla al principio. 

He probado varios hilos, de coser, de bordar, de torzal, y me quedo con el de acolchar.

A la hora de coser la boquilla al bolso hay quien tiene una habilidad tremenda y hace puntaditas siempre iguales, pero yo por más que lo he intentado, no me sale. Sí lo he hecho en ocasiones haciendo puntadas muy pequeñas por el lado interior, como una especie de puntada escondida. Pero no me da seguridad de que quede fuerte. Para algo que yo me quede tipo funda de gafas sí, pero para algo más pesado como un bolso y que además venda, prefiero hacer puntadas más robustas. 


Pues bien, para disimular esas puntadas le pongo una ondulina que pego con pegamento textil. Primero quemo la punta por la que comienzo para que no se deshilache, luego aplico el pegamento y con la ayuda de un palito lo voy colocando de modo que tape las puntadas. A medida que avanzo voy poniendo el pegamento. Cuando estoy a punto de terminar, corto la ondulina, quemo la punta y termino de pegar. 


Una vez puesta la ondulina, las puntadas quedan completamente disimuladas. 


En la siguiente foto podéis ver muy bien cómo la cesta cuadrada, sin necesidad de darle la forma curva de la boquilla, encaja perfectamente y es precisamente lo que permite que tenga bastante capacidad. 


Luego dejo secar el pegamento y aprovecho para recoger todos los materiales. Le doy un toque de plancha y listo para fotografiar el bolsito.


Como veis, con la guata es suficiente para que tenga cuerpo y se sostenga de pie, que eso también me lo habéis preguntado más de una vez.


¡Míralo qué derechito se sostiene!



Y por dentro, con mucha capacidad a pesar de ser un bolsito pequeño.


Ea, ya le despejé la incógnita a más de una de vosotras. ¿Os animáis a hacer un bolsito al estilo de mis gotas? Si lo hacéis me encantará ver vuestras fotos. 

Y ahora que termino os quiero decir que ADMIRO a quienes preparan tutoriales todas las semanas y nos enseñan con generosidad todo cuanto saben hacer. Es una tarea INMENSA, de tiempo y esfuerzo. 

 Espero haberme explicado bien, pues ponerle palabras a la costura a veces es difícil. Si tenéis alguna duda me la planteáis. Muchísimas gracias por vuestra visita y feliz semana.

domingo, 26 de abril de 2015

La mar de bonita.

¡¡¡Hola!!! ¿Qué tal está acabando el fin de semana? Yo no me puedo quejar, he estado bien acompañada.

¿Queréis saber qué he preparado estos días con esta tela taaaan bonita? Pues muy pronto os lo enseño, pero primero vamos a dejar que llegue a su destino, ¿os parece?

Un beso a todas, gracias por vuestra visita y vuestros comentarios. 


viernes, 24 de abril de 2015

De aguja... guarda agujas.

El otro día comenté que os tenía que enseñar algunas cositas más de uno de los últimos encargos. Pues vamos allá.

Los guarda agujas son un regalo original y práctico que las crocheteras siempre reciben bien. Aquí os dejo las dos parejitas que he preparado.




Lástima que yo no sea crochetera, no obstante, tengo algunas agujas, así que un día de estos me hago mi fundita para mis agujas.

¡¡Que paséis un fantástico fin de semana!!

martes, 21 de abril de 2015

Se trata de....

¡Y llegó el día!

Ya no doy más pistas, ya os enseño el trabajo terminado. Se trata de: .....un bolso!!!! Quizás las seguidoras más antiguas se habrán dado cuenta porque es un bolso muy parecido a uno de los que hice en diciembre de 2012 (pincha aquí si los quieres ver, es la entrada más visitada desde que comencé con mis gotas). 


Ese es un lado del bolso, pero el otro lado es diferente y le he puesto el otro bloque que habéis visto estos días. 


Ya solo me queda la foto del forro.


Ea, ya no hay misterios. Ha sido muy bonito hacer este bolso, pues hacía tiempo que no preparaba ningún bloque de patchwork. Milagros, muchas gracias por tu confianza y entusiasmo. Otro día os enseño más cosas que he hecho para Milagros. Aviso, es el otro proyecto que os anticipaba el pasado viernes 17 de abril.

Besos a todas por vuestra visita, vuestros comentarios... y vuestra paciencia. 

Os dejo una imagen más con las fotos de estos días, para que no tengáis que ir enlazando por si las queréis recordar. 


lunes, 20 de abril de 2015

De verdad que ya es la última.

Venga, os voy a hacer sufrir un poquito más. Pero de verdad que esta es la última foto del paso a paso de este proyecto, la siguiente ya incluirá el trabajo terminado. 

¡Feliz semana!!!!!!!!




sábado, 18 de abril de 2015

Un pasito más.

Para las que no tenéis facebook, os dejo las fotos que acabo de publicar en la red social. Es el siguiente paso de uno de mis últimos trabajos, el resultado final os lo enseño la próxima semana. ¡A disfrutar del sábado!


viernes, 17 de abril de 2015

Algo indefinible.

El otro día me pidieron una cartera de mano muy parecida a la que hice en julio de 2012 (pinchando aquí la puedes ver). Es la misma clienta que repite, pero con un tamaño una pizca más grande. En esta ocasión quería telas oscuritas. Pero descartando los marrones, grises, azules y el negro, apenas me quedaba con posibilidades. Me di cuenta que lo mejor sería combinar distintas telas, que por sí solas no dirían nada, pero que en conjunto darían ese toque indefinible de oscurito pero alegre, discreto pero no aburrido. Y esto es lo que ha salido.


Y por el otro lado he dejado una tela lisa con un encajito para animar y tres hexágonos que también aportan ese aire que os comento.


El cierre es de cremallera y lleva un bolsillo interior, requisito imprescindible para la comodidad de la clienta.


Si tú también quieres algo pero no sabes lo que quieres, me lo puedes contar en unasgotasderocio@gmail.com y seguro que encontramos una solución.

Y ahora os dejo un avance de un par de cosas que ayer mismo terminé. Los resultados: ¡¡muy pronto en sus pantallas!!



Un beso a todas y muchas gracias por vuestras visitas y comentarios, agradezco mucho vuestro tiempo dedicado a mis gotas. 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...